¿Cómo se evalua Heurística? 3

En su origen latino, la palabra “saber” está emparentada a la palabra “sabor”. Es necesario desarrollar el gusto por el conocer. No nos interesa educar una generación malhumorada con el saber. Conocer es aproximarse a la realidad e interpretarla, es darle nombre al silencio enigmático que la realidad nos presenta cuando la desconocemos. Amar la sabiduría es amar, conocer la realidad, es nombrarla con amistad. ¿Por qué dejamos de divertimos con el conocer? ¿Por qué dejamos de preguntar? ¿Será que nos desinteresamos por la realidad? ¿Será que perdemos la capacidad de amar lo que podemos conocer?.

En general los momentos de evaluación resultan los momentos más sufridos de la educación, tanto como para el que es evaluado como para el que evalúa. ¿Por qué pasa esto? ¿No es posible pensar la evaluación desde otro punto de vista? Estos interrogantes serán el punto de partida de las próximas palabras. Me interesa partir de una idea de Nietzsche, la idea de que el ser humano es un ser que evalúa. Pensar la evaluación desde el mismo concepto de ser humano nos ofrece una perspectiva mucho más global del problema, nos acerca a un punto de vista más filosófico. ¿Qué implicancias tiene definir al ser humano como un ser que evalúa? ¿Evaluar es una necesidad de los seres humanos? Si el ser humano es un ser que evalúa, entonces evaluar es un atributo de la humanidad de lo humano. En esa medida, no se podría hablar de una propuesta para desarrollar el pensar sin contemplar el desarrollo de la capacidad de evaluar. Al fin, la cuestión de la evaluación precisa pensar la posición tanto del evaluador como del evaluado: en efecto, ¿cómo podremos ser evaluadores justos si sólo fuésemos evaluados pero no pudiéramos ejercitar activamente nuestra capacidad de evaluar?. En este espacio quiero introducir una afirmación de Pablo Freiré: “Ser humano -un ser de relaciones, temporalizado y situado, ontológicamente inacabado-, sujeto por vocación, objeto por distorsión”.

Vamos a analizar esta frase en dos partes:

|-“Ser humano -un ser de relaciones…”. Una de las habilidades que permite percibir relaciones de los seres humanos entre sí, con el mundo, y entre los entes que habitan el mundo es la de razonar analógicamente. En tal sentido, si comprendemos al ser humano como un ser de relaciones precisaremos desarrollar el razonamiento analógico como un modo que auxilia la comprensión de uno mismo y de su lugar en el mundo.

||-“Sujeto por vocación y objeto por distorsión”. Si el ser humano es un sujeto por vocación ¿por qué los alumnos deberían ser tratados como objetos en el proceso evaluador? Ser tratados como objetos es ser tratados sólo como evaluados y no como evaluadores.

En su sentido etimológico, la palabra “pensar” viene de sopesar y significa “poner en la balanza” para evaluar el peso de algo. En este sentido, en alguna medida, pensar es evaluar. Si el ser humano piensa con la mediatización de símbolos, ¿Por qué no ampliar los símbolos que utilizamos para evaluar? ¿Por qué no evaluar a través de imágenes y figuras que contienen elementos artísticos y culturales como símbolos mediadores para e! acto de evaluar?. Si los símbolos son construidos con relaciones variadas y complejas, entonces los alumnos – sujetos evaluadores – estarán cada vez más aptos para pensar e interpretar la realidad en toda su complejidad.

[Angélica Sátiro, Ideas y propuestas para pensar la educación. Kohan-Waskman, compiladores. Oficina de publicaciones del CBC Universidad de Buenos Aires, 1997.]

Anuncios

¿Cómo se evalua Heurística? 1

Las personas grandes aman las cifras. Cuando les hablas de un nuevo amigo, no te interrogan jamás sobre lo esencial. Jamás te dicen ¿Cómo es el timbre de su voz? ¿Cuáles son los juegos que prefiere? ¿Colecciona mariposas? En cambio, te preguntan ¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos tiene? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre? Solo entonces creen conocerlo.

Si decís a las personas grandes “He visto una hermosa casa de ladrillos rojos con geranios en las ventanas y palomas en el techo” no acertarán a imaginarse la casa. Es necesario decirles “He visto una casa de cien mil francos”. Entonces exclaman: “Qué hermosa es!!”.

[Antoine de Saint-Exupéry, “El Principito” 1943]

Relean sus cartas!

A estas alturas las cartas ya estarán listas, o casi listas.

Repetimos algo que dijimos en clase: recomendamos no tomar las cartas a la ligera. Nosotros no lo hacemos. Son parte definitoria del cierre de su cursada en Heurística.

En este sentido les proponemos que se alejen, las dejen descansar y que luego vuelvan y realicen una lectura desde un punto de vista renovado y crítico. Traten de pensar qué aprendieron (qué, cómo, para qué, de quién, a quién, dónde, cuándo, por qué), cuál fue el objetivo de ese aprendizaje, qué contenidos se trabajaron durante la cursada, qué conocimientos adquirieron, de qué manera, qué modalidades de aprendizaje se pusieron en práctica en este curso, posibles asociaciones que puedan pensar con dichas modalidades, cómo fue su desenvolvimiento como estudiantes de heurística, de diseño, cómo pueden medir o valorar ese aprendizaje, si podrán aplicar como diseñadores estos conocimientos a futuro, de qué forma, qué sintieron, qué les pasó, qué los movilizó, cómo se tomaron la cursada de Heurística?

Éstas son sólo algunas de las preguntas que pueden hacerse para enriquecer su carta y aprovechar estos últimos días para los retoques finales.

Nos vemos el viernes en nuestro taller 122 a las 9:05hs. No se olviden de sus cartas con nombre, apellido y número de mesa, en sobre cerrado.

Suerte y gracias!

Carta

Tal como hablamos hoy, les recordamos algunas pautas sobre la entrega de la carta del próximo viernes (8 de noviembre):

  • Es individual y se entrega en sobre cerrado con nombre, apellido, número de mesa, y taller. Esta carta es muy muy muy personal!
  • Recomendaciones: empezar a escribirla desde hoy a la noche. En ningún momento escribirla para cumplir con el docente. Esta carta la están escribiendo para ustedes.
  • Puede estar escrita en computadora, a máquina o a mano (de ser así, por favor con letra clara!)
  • Tomamos como referente un ejercicio que se hace en la película “5 Obstrucciones” de Lars Von Trier. Este ejercicio los obliga a tomar distancia de ustedes mismos. Esta sería la estructura:

Bs. As., … de noviembre del 2013

Querido/a tonto/a (nombre del estudiante) :

¿Creíste que podías engañarnos?…

Luego… el desarrollo de la carta:  cuál era el sentido del curso?, qué pasó?/ cuáles serían las pautas y criterios de evaluación?/ poner una nota (del 1 al 10) y argumentarla

La carta termina diciendo:

¿Cómo piensan los ex docentes de Heurística?… Los ex docentes de Heurística piensan así.

FIRMA: Juan Ferreyra-Lucas Mourelle-Lucio Custo-Silvia Spina

Saludos!