ATENCIÓN: ULTIMO Post

Despedida

Muchas gracias por seguirnos durante todo este tiempo. Ahora en muy pocas palabras lo que deseamos es despedirnos. Pero con esto… ¿Terminó el curso? ¿Cuándo terminó el curso? ¿Tenía que terminar? Nos despedimos.. y nos volvemos a ver?

Acá abajo les dejamos el link de este nuevo curso de Heurística 2014. Están invitados a registrarse si lo desean. Pero… en qué medida va a ser nuevo? ¿Es nuevo porque tiene otros alumnos? ¿Es nuevo porque el año es otro? ¿Vuelve a empezar el curso? ¿Es el mismo? ¿Se puede volver a empezar?

http://bitacoracolectiva2014.wordpress.com/

Nos encantó viajar con ustedes.

ATENCION: anteULTIMO Post

Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo.
A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.
– El mundo es eso – reveló -. Un montón de gente, un mar de fueguitos.
“Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende”.
(“El Mundo” – El Libro de los Abrazos – Eduardo Galeano)

Si los edificios hablasen

“Si los edificios hablasen algunos de ellos sonarían como Shakespeare. Otros hablarían como el Financial Times, sin embargo, otros alabarían a Dios, o a Alá. Algunos sólo susurrarían; algunos en voz alta cantarían sus propias alabanzas; mientras que otros modestamente balbucearían algunas palabras y realmente no tendrían nada que decir. A su vez algunos otros edificios están simplemente muertos y no hablan más…

De hecho, los edificios son como las personas. Viejos y jóvenes, hombres y mujeres, feos y hermosos, gordos y flacos, ambiciosos y perezosos, ricos y pobres, que se aferran al pasado o que intentan conectarse al futuro.

No me malinterpreten: esto no es una metáfora. ¡Los edificios nos hablan a nosotros! Tienen mensajes. Por supuesto. Algunos edificios realmente quieren un diálogo constante con nosotros, mientras algunos otros primero prefieren escuchar cuidadosamente. Y es probable que usted haya notado lo siguiente: algunos de ellos gustan de nosotros un montón, algunos menos y algunos otros nada. (…)”

“Si los Edificios Hablasen” (Wim Wenders)

¿Qué es algo “Bello” según diferentes Modelos?

¿Qué es la belleza? ¿Qué entiendo yo cuando me dicen que algo es bello?

Una periodista y fotógrafa estadounidense buscó comparar estándares de belleza de muchos países. Mandó su foto a retocar a 25 países. Su pedido fue simple: que la hagan hermosa usando Photoshop. Los resultados son muy diferentes de acuerdo a cada lugar.

Foto original:Foto original

Alemania:alemania

Argentina:argentina

Bangladesh:bangladesh

Chile:chile

Estados Unidos:estados unidos

Filipinas:Filipinas

Grecia:grecia

Marruecos:marruecos

Reino Unido:reino unido

Vietnam:vietnam

Link del articulo: http://m.tn.com.ar/tecno/recomendados/mando-su-foto-a-retocar-a-25-paises-mira-los-diferentes-resultados_510631

Manifiesto Invencionista

(…) El arte representativo tiende a amortiguar la energía cognoscitiva del hombre, a distraerle de su propia fuerza.

La materia prima del arte representativo ha sido siempre la ilusión.

Ilusión de espacio. Ilusión de expresión. Ilusión de realidad. Ilusión de movimiento.

Formidable espejismo, del cual el hombre ha vuelto siempre defraudado, debilitado. En cambio, el arte concreto exalta la vida, porque la practica. El arte de acción genera voluntad de acción.

Que un poema o una pintura no sirvan para justificar una renuncia a la acción, sino que, al contrario, contribuyan a situar al hombre en el mundo. Los artistas concretos, no estamos por encima de ninguna contienda. Estamos implicados en todas las contiendas. Y en primera línea.

Basta con el arte como soporte de la diferencia. Por un arte que sirva, desde su esfera propia, para la nueva comunión que se yergue en el mundo. Practicamos la técnica alegre. Sólo las técnicas agotadas se nutren de la tristeza, del resentimiento y de la confidencia.

Por el júbilo inventivo. Contra la nefasta polilla existencialista o romántica. Contra los subpoetas de la pequeña llaga y del pequeño drama íntimo. Contra todo arte de élites. Por un arte colectivo. (…)

[Tomás Maldonado, “Arte concreto – Invención”, 1 de agosto de 1946] Fragmento.